miércoles, 11 de marzo de 2009

Hoy


Hoy he cerrado una puerta de ayer
que inoportunamente permanecia presente
abierta al relente y con los postigos latentes.

Tristeza y soledad aunque al fin calma
marcaron un rumbo de anhelos
que resultaron cambiados 

Incertidumbre de dias,
momentos vividos de encargo
y el presente como siempre, cambiando.

Ya, tranquilo, sin decir adios
a aquello que sin cerrar marcaba
un futuro incierto.

2 comentarios:

Sensaciones dijo...

Seguro que el futuro te deparará algo bueno...

Un beso.

Merlina dijo...

Quisiera decir: Vida nada te debo, vida nada me debes. Estamos en paz.

Pero no es el caso hay tanto que pagar.

Bello lo que escribes una alma hermosa la tuya, sin duda.

OOXX